viernes, 31 de julio de 2020

Los animales de nuestras vidas.



En algún escrito perdido quedó, estoy segura... esa idea de medir la vida humana no en años, sino en animales. Sí, para los que vivimos siempre con personas y personas no humanas, pensamos en tiempos de perros, gatos, pájaros, peces, caballos. "Te acordás? estaba el Moro...",  "Teníamos a Luli...", "Fuimos con Lola...", "vinimos con el Pato". Así referenciamos nuestros momentos vividos y definimos etapas, en función de aquel animal con el que la compartimos. Los animales nos ayuda a ordenar la historia de nuestras vidas.  

Hoy, retomo esa ocurrencia para presentar desde Espacio R, una propuestas sobre un tema que desde hace unos años anda dando vuelta... determinadas circunstancias personales hicieron virar la vida y las tareas hacia otros tópicos, pero no desapareció. La pandemia del Covid 19, en este 2020, trajo la posibilidad de darle una vuelta más al tema y me volqué de lleno a trabajar y hasta vivir con nuevos bríos, esto, que tiene que ver con tanto de lo estudiado, de lo investigado y hasta lo vivido: los animales de nuestras vidas. Reacomodé materiales leídos y trabajados, buscados y seleccionados, para  desarrollar un proyecto que en ese momento denominé el perro como tutor de resiliencia. Ahora en tiempos de confinamiento lo resignifiqué, lo renové... lo reviví y lo revivo, con un nuevo sentido: encontrar más vínculos con la vida, encontrando aliados significativos.  

Comencé a reordenar textos e ideas, posibilidades y actividades, formatos y métodos... concluí ese proceso con una intención: escribir un ensayo. El título irumpió enseguida con la definición del tema y con la aparición de Pipí, en una jaula verde que iluminaba la tarde invernal, traía esperanzas y alegrías nuevas, junto a recuerdos entrañables de momentos únicos. Sí, mi tema era y es éste:
 
"Zoobiografías: los animales-familia como facilitadores de resiliencia."
 


Desde Espacio R presenté y difundí encuestas sobre la relación que tenemos con los animales, para recoger información significativa para adultos y adolescentes: 

También lancé en las redes disparadores que trajeron palabras bellas, vivencias intensas, imágenes y videos únicos.  Toda esa información será analizada e interpretada. Por acá en Espacio R difundiré los resultados y esas primeras reflexiones. Trabajos colaborativos en otros escenarios y con otros profesionales de distintas disciplina se sumarán al proceso.  Junto a las vivencias de nuevas experiencias, comienza esta nueva aventura intelectual y afectiva de darle forma a este trabajo, proceso que está en pleno desarrollo. 

Lic. María Gabriela Simpson


lunes, 27 de julio de 2020

Re-escribiendo escuelas.

Cuando uno dialoga encuentra realidades nuevas y desconocidas, las descubre, las conoce. Así,  en esa relación dialéctica entre los hechos, los datos de la realidad: empiria... con las ideas que se tienen, los conocimientos, lo que se sabe: teoría; así se confrontan, interactúan y se interrogan, hasta que como explicaba Piaget, en un proceso de acomodación y asimilación, se aprende. 

El diálogo con una directora de escuela (no importa de dónde) me permitió conocer la realidad. Aunque sea un recorte muy minúsculo de la misma, facilitó que me acercara a saber lo que sucede afuera y que la información que se me brindara, se uniera a mis conocimientos previos en la interacción de la que hablé antes. Pude ver el poder del compromiso y del no-compromiso con el quehacer, cómo la plenitud de una persona se alcanza con un hacer apasionado. Y se dispararon estas ideas sobre la institución escuela, que tomaron la forma de preguntas: 

¿Qué era la escuela? ¿Cómo estaba la escuela antes? ¿Cómo se veía a ella misma? ¿Cómo relataban su vida los que eran parte de ella? 

¿Qué es ser escuela hoy? ¿Cómo se ve ella misma? ¿Cómo se define? ¿Cuál es la  representación simbólica que tiene de si misma? ¿Existe esa representación? ¿Qué es ser escuela hoy? ¿Quiénes hacen a la escuela ? ¿Qué relato hace de sí misma la escuela? ¿Se reconoce su mito fundacional de esta nueva etapa? ¿Quién escribe ese relato mítico? ¿Cómo escribe esta historia? ¿Hay héroes y/o heroínas en la misma? ¿Cuál es su misión? 

¿Cómo será mañana? ¿Cómo quiere ser? ¿Qué podrá ser? ¿Para qué será?

Entonces, frente a estos interrogantes aparecen los saberes previos para intentar plantear una propuesta para acceder a las respuestas, de éstas dependerá el futuro de la institución, ya que sin pasado no se encuentra sentido al presente ni se puede proyectar el futuro. Sin sentido no hay institución. Es preciso re-escribir la escuela.

Entre las herramientas conocidas aparece el Storytelling, que es el arte de contar una historia. La creación y aprovechamiento de una atmósfera mágica a través del relato. En marketing es una técnica para conectar con los usuarios. ¿Por qué no usarlo para empatizar con todos los que integran a la escuela? ¿Por qué no hacer storytelling para crear colaborativamente la historia en común, explicar qué pasó y qué pasa para poder proyectar juntos un futuro cercano? A esto se le puede sumar como eje centralizador y organizador de tiempos, el Modelo GIRA, que aplica el nuevo armado conceptual de la resiliencia sociocultural: RSC SXXI.

Así se podría iniciar con un primer momento G: el abordaje de la realidad compleja desde una mirada crítica que facilite su conocimiento, su comprensión, su evaluación, su aceptación y si es posible su modificación. Para "Sentir empatía" y "Pensar una definición"de dicha realidad y así Gestar el relato mítico fundacional que permita co-construir entre todos la representación simbólica de la escuela: ¿Qué es la escuela?
Acciones: girar en torno a la realidad para verla de otros modos, garabatear el diseño de un símbolo representativo, gestionar las dificultades reales, gozar del trabajo colaborativo.

Un segundo tiempo I: para investigar cómo están los promotores personales de resiliencia sociocultural, idear cómo potenciarlos y desarrollarlos y así creer en ellos, para que todos sean parte y se sientan parte. 
Acciones: indagar cómo están todos, integrarse para escucharse y expresarse, iluminar los recursos con los que se cuenta a nivel personal, implicarse en la tarea común desde ellos.

Una tercera etapa R: para realizar un co-transformación colectiva desde los promotores socioculturales de resiliencia y experimentar haciendo un primer esbozo o diseño del relato mítico y de la representación simbólica de la escuela: ¿quiénes somos? ¿de dónde venimos? y ¿a dónde vamos?, tal como lo proponía Gauguin. 
Acciones: reconciliar miradas, recapacitar sobre los recursos, renovar alianzas y reconstruir vínculos.

Y un último momento A: para aplicar el diseño conjunto y analizar los resultados, testeando qué se produjo en conjunto y desde ese relato y esa construcción simbólica, comenzar a avanzar hacia la Re-Evolución. Sólo se puede crecer desde un reconocimiento colectivo de lo esencial y desde una adaptación activa, que implique una acción colectiva y colaborativa. 
Acciones: asimilar el pasado, activar los potenciales en el presente, actuar solidariamente y afrontar acciones colectivas hacia la meta común.

Así, en cada momento, los planteos y las preguntas traerán respuestas, en un escenario de confianza básica, libertad de expresión y de apertura de canales concretos de comunicación,  para que nada quede en lo discursivo, sino en la proyección de acciones reales y concretas, en las que el encuentro genere pertenencia hacia lo simbólico que une, hacia identidad colectiva de "ser con otros" en un "nosotros" que conoce su pasado y escribe el presente para proyectar el futuro.  

Más sobre la escuela: 







Lic. María Gabriela Simpson.
    


   

jueves, 9 de julio de 2020

De animales y humanos.


La literatura, la historia... nuestra vida está colmada de vivencias con los animales. Hoy en Espacio R queremos destacar a esos amigos especiales, para muchos son los compañeros de la vida en casa, para otros son una ayuda en una terapia, para algunos serán parte de un deporte compartido. Pero estamos seguros que por una u otra razón, en algún momento de la vida hemos sentido cerca la existencia de "otras personas no humanas". Fueron cambiando las costumbres, nuestra cultura y hemos entablado con ellos un vínculo especial. Hoy son facilitadores de resiliencia.

En Espacio R  estamos trabajando en un proyecto especial sobre la relación entre animales y humanos, para analizar la misma como escenario de un crecimiento y evolución. Para el mismo es preciso recolectar datos. Para poder hacerlo compartimos con ustedes dos encuestas. Una es para adultos de más de 19 años y otra para adolescentes de 13 a 18 años. 

Los invitamos a responderla y compartirla.
Les agradecemos la participación y la difusión.

Ya socializaremos los avances y resultados.

 https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfymzQdc4jMJz7dFBBcp2jsmrECrThRlPJ7y8U_VL7t9ekC5Q/viewform?usp=sf_link  
    https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSfkOKblSZfJpPypa8ejOASNwz3lOaSxrizJfAHiSToQdxyiuw/viewform?usp=sf_link



  

Foro Co-Transformar


Este foro es una actividad propiciada desde Espacio R y dirigida por la Lic. María Gabriela Simpson. Su propósito general es que, ha a través de la constitución de un grupo de trabajo de profesionales de diferentes ámbitos disciplinares convocados y con intereses comunes, se interactúe y se intercambien ideas, teorías, prácticas y opiniones y que se co-elabore una producción final sobre la gestión innovadora de la complejidad, desde la resiliencia aplicada y una mirada transdisciplinaria, que sea útil para distintos escenarios. Constituye un espacio para la discusión de dos temas centrales propuestos: uno es el nuevo esquema conceptual de la resiliencia aplicada (que abarca los siguientes tópicos específicos: realidad compleja, mirada crítica, promotores personales de resiliencia y Co-desarrollo, promotores socioculturales de resiliencia y Co-transformación y Re-Evolución) y el segundo, el modelo en el que se aplica el mismo: GIRA: Gestión Innovadora con Resiliencia Aplicada. Su objetivo final es establecer la relación "Teoría-Empiria", planteándola desde los diferentes ámbitos académicos, para que luego se pueda ver reflejada en la realidad, con el desarrollo de uno nuevo o variados modelos de gestión, enriquecidos por una mirada colaborativa y transdisciplinaria.

 Integrantes:

Dra. María Angélica Kotliarenco (Chile)

Mg. Verónica Hurtubia (Italia)

Dra. Stéphanie Metzger del Campo (Suiza)

PhD Emilia O´Neill, (EE. UU)

Mg. Virginia Aranda (México)

Mg. Yamerqui Gil (Venezuela)

Lic. María Gabriela Simpson (Argentina)


 Objetivos del Foro Co- Transformar:

         Ü Profundizar el conocimiento del nuevo esquema conceptual propuesto y el modelo GIRA.

Ü Analizar qué aportes los pueden enriquecer desde la formación disciplinar y desde la experiencia profesional propias de cada integrante del foro para aplicarlo en diferentes ámbitos.

Ü Trabajar colaborativamente con los pares desde una mirada transdisciplinar y de respeto por el otro.

Ü Lograr una producción común: un armado conceptual y un modelo de aplicación-gestión a través de un proceso basado en la co-construcción y la co-operación.

Ü Socializar los materiales teórico-empíricos producidos y propiciar su aplicación en distintos escenarios.

  Miradas teóricas a co-analizar. 

v A. Resiliencia Sociocultural del S XXI Aplicada (RSC SXXI):

A. 1. Mirada crítica / Realidad Compleja

A. 2. Co-desarrollo / Promotores Personales de resiliencia (PP)

A. 3. Co-transformación / Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC)

A. 4 Re-Evolución / Adaptación activa

 

v B. Design Thinking (D.T)

 

v C. Aportes para el pensamiento crítico (P.C):

C. 1. Taxonomía de Bloom

C. 2. Hábitos del pensamiento riguroso de Brie 

 

Modelo GIRA:

Articulación RSC SXXI / D. T.:

Articulando el paradigma de la resiliencia RSC SXXI con el D. T. nace un modelo innovador de gestión: GIRA.

La ecuación central de GIRA:

Mirada crítica + Co-desarrollo + Co-transformación = Re-Evolución

En este momento este modelo se está aplicando a orientación en general, orientación vocacional, tutorías académicas y procesos de re-diseño institucional y organizacional.

 

Dinámica de trabajo:

Los integrantes del foro estudian los materiales de trabajo y se reúnen periódicamente en encuentros en los que se socializan los las reflexiones y aportes particulares y se co-elaboran nuevo materiales producidos, cumpliendo con consignas previamente pautadas e interactuando en debates sobre los tópicos de cada reunión. El objetivo central es apreciar los aportes de cada integrante dados desde su formación disciplinar, su experiencia profesional y los contextos en que se mueven, para producir mediante el acuerdo un material común enriquecido. Se trabaja sobre los contenidos conceptuales del nuevo paradigma y sobre el modelo de gestión propuesto para la aplicación del mismo, para alcanzar nuevas versiones superadoras.  

miércoles, 1 de julio de 2020

La escuela, continuidad en los tiempos.

Las ventanas muestran un afuera que cambia: no sólo las calles y las casas, también las personas y su vida. Como en el cuento, los tiempos se solapan, hay una continuidad entre el pasado, el presente y el futuro. 

Pasan los años, los meses y los días, y ella se aferra a ese mandato social que se le dio, reproduce automáticamente lo que hace, como una máquina que ha sido programada y que no tiene acceso a su tablero de control. 

En los tiempos anteriores a la pandemia, se sentía incómoda, fragmentada, confusa, fracturada. No entendía cómo se le filtraban por las ventanas ríos de cambios, no podía tolerar que entraran a su espacio problemáticas externas, con idiomas diferentes, con discursos nuevos... los sujetos que entraban en ella ya no eran los mismos. No lograba sellar las fisuras ni impermeabilizarse, para mantener en su seno el mismo microclima del que antes era dueña.

Apostaba a resistir, empujaba a sostener y en vano luchaba en situaciones violentas que no podía resolver. Los protagonistas de su tarea empezaban a ser ajenos, hablaban otro idioma y entraban en ella por una obligatoriedad externa. Eran sólo siluetas que se sentaban en los bancos tan parecidos a los de siglos anteriores. Las preguntas y las dudas no eran sólo signos en los escritos, la motivación, el interés y el compromiso eran los ejes de discursos infinitos. Los haceres y los vínculos estaban en crisis, hasta que los virus universales obligaron a evacuar los lugares sociales. Las aulas quedaron vacías de siluetas que ya se habían ido antes.

Entonces los "Classroom" se poblaron de perfiles... iguales  a esas siluetas. Digitalizó los quehaceres, los tradujo a un nuevo idioma, haciendo lo mismo en "zoom", en "meet", en aulas virtuales... Al principio, la adrenalina, el temor y lo desconocido hicieron que la situación fuera dinámica y movilizante. Se entusiasmó y creyó que todo funcionaba como antes, que había innovado, que por fin había evolucionado. Se lo creyó.

Pero, de a poco los perfiles desaparecieron, se esfumaron en esa continuidad del afuera y del adentro. Ya no era ese edificio importante que se destacaba, era esa agenda virtual que se metía en casa, mirando por la cámara un fragmento de un escenario que no conocía. Era ella, la que se filtraba en las casas y le pedía a las familias que fueran parte de sus propuestas. Las cámaras empezaron a apagarse, los micrófonos a silenciarse y los otros a desaparecer. La impotencia volvía a aparecer, acompañada de soledad, de falta seguridad y de futuro. El pasado no era tan brillante (pero los nostálgicos con tal de aferrarse a algo, lo pensaban dorado y querían volver... volver a verse, a abrazarse hasta enojarse como antes), el presente no satisfacía (los pesimistas eran los realistas) y el futuro no tenía forma (las autoridades, los que detentan, o dicen tener, el poder no cuentan cómo será, no dan tiempos ni pistas, guardando para sí la potestad de lo que será, para no perder su baldosa de jerarquía)... 

... los tiempos se unen, pasan, son uno. Ella, el refugio del saber, no sabe qué hacer ni cómo. Ignorando que es su verdadera oportunidad de repensarse, de rediseñarse, de ser la "Nueva escuela" que en otros siglos no quiso ni pudo ser. No se da cuenta de que llegó el momento de "vincularse" con esas siluetas, no de conectarse, porque no es cuestión de conectividad ni de accesibilidad,  se tata de vínculos personales y directos, aunque estén mediatizados por la tecnología.

Ahora, en esta continuidad en los tiempos, cabe preguntarse, interrogarse y correr en búsqueda de respuestas nuevas... sobre todo de INNOVAR : de ser ESCUELA en un Siglo XXI que ya lleva veinte años. Hace veinte años que empezó, pasó el tiempo, el futuro ya llegó. Entonces por qué no cuestionar y cuestionarse: ¿Qué queremos ser? (porque ya no se puede ser igual) ¿Quiénes somos y qué tenemos que hacer? (los distintos roles se cayeron y hay que redefinirlos) ¿Cómo hacer lo que tenemos que hacer para ser efectivos y eficientes? (las formas no pueden ser las mismas) ¿Cómo nos vincularemos entre todos? (necesitamos encontrar los caminos de expresión de afectos, de sentimientos, de deseos, de temores, de proyectos) ¿Cómo encontrar los sentidos comunes al presente para poder volar a un futuro esperanzador que tanto precisamos todos? (los fundamentos existenciales son esenciales en el hacer con otros para poder constituir un nosotros) ¿Cómo acompañarnos y cómo ayudarnos en momentos críticos? (precisamos al otro y precisamos del otro) ¿Cómo haremos para construir instituciones y espacios sociales que nos representen y que sean propios? ¿Cómo haremos ESCUELA?

Podemos redefinirnos, podemos innovar, podemos hacer que las cosas pasen: haciendo cosas distintas para obtener resultados diferentes. HACER... inventar para inventarnos hoy, desde lo que fuimos ayer y de cómo nos fue ayer, para después poder llegar al mañana... a ese futuro en el que no seremos mágicamente mejores. 

Nunca se vuelve a un punto cero... la continuidad de los tiempos, sólo estaba en el cuento "Continuidad en los parques". Es hora de abrir ventanas y de inventar nuevas paredes, para encontrar la puerta de salida y de entrada.       







lunes, 1 de junio de 2020

Modelo GIRA

Espacio R se vuelve a abrir luego de un tiempo de elaboración y de re-elaboración de los conceptos centrales del modelo de la resiliencia  (RSC SXXI), en pos de encontrar un paradigma renovado y actualizado que permita encontrar nuevas respuestas ante las situaciones que la compleja realidad presenta. 

En anteriores publicaciones se han socializado las ideas centrales de este paradigma. Hoy se presenta como instrumentación concreta de dichas ideas a GIRA (Gestión Innovadora con Resiliencia Aplicada), un modelo de gestión integral que aplica la Resiliencia, junto a la Innovación (Design Thinking) y el Pensamiento Crítico, en la gestión de procesos y de instituciones-organizaciones para alcanzar un verdadera Re-Evolución, pensada y diseñada y para lograr los objetivos planteados. GIRA fue pensado teniendo como eje el lema central del Design Thinking: "Innovar es hacer que las cosas pasen".

GIRA, es innovador porque, en principio, contradice la idea tradicional de "modelo", que  implica una mirada o abordaje acabado e impone  un único camino como consecuencia de dicha mirada. Justamente esta innovación de la RSC SXXI se abre a distintos puntos de vista, a la transdiciplinariedad, en concordancia con la esencia primigenia de la resiliencia como constructo. 

Por lo tanto, lo transdiciplinario no puede determinar categóricamente un sólo camino de acción. 

La ecuación central de GIRA: 
Mirada crítica + Co-desarrollo + Co-transformación = Re-Evolución

y sus ejes centrales:
RSC SXXI / D.T / P.C

implican de por sí una plasticidad en el pensamiento, que tiene que estar abierto a puntos de vista ajenos, de un otro, para enriquecerse y mejorar el propio punto de vista, en una concreta interacción (indicada por el prefijo CO). 

Las distintas miradas disciplinares son las que pueden garantizar acciones personales e intervenciones profesionales mejores y más efectivas a la hora de abordar la complejidad de la realidad, que no admite posicionamientos categóricos a la hora de gestionarla, para que efectivamente se tenga éxito, se promueva un mejor desarrollo humano y sociocultural y se cumpla con el fin último de la gestión, que coincide con el de la innovación: hacer que las cosas pasen.

Por lo anteriormente expresado, queda claro que el Modelo GIRA, no indicará acciones concretas o un único camino a seguir. Definirá conceptualmente campos que se abren para la actuación de los sujetos, verdaderos protagonistas de la gestión, en los que ellos puedan diseñar, implementar, testear y evaluar pensamientos y acciones, que con empatía y compromiso afectivo, desarrollen sus potenciales en una interrelación directa con los otros, para que con ellos puedan co-construir la transformación necesaria de la realidad, de ser posible, y/o de ellos mismos, para moverse en ella con un pensamiento de diseño cada vez más racionales y funcionales y para que la complejidad no los deje indefensos en una irracionalidad inconducente y perjudicial, para sí mismos y para el colectivo al que pertenezcan, logrando una creciente autonomía y libertad.        
Pasos generales del Modelo de gestión GIRA:

Cada etapa permitirá que con flexibilidad, se adapten los pasos a las necesidades estratégicas y tácticas específicas del área al que este modelo de gestión se aplique, permitiendo planificar acciones que se plasmen en consignas específicas para alcanzar las metas y objetivos planteados en función de necesidades y funcionalidades. 

G: GESTAR: Mirada crítica/Realidad Compleja: Sentir: empatía y Pensar: definición.
Se trata de abordar la Realidad Compleja con una mirada crítica empatizando con ella para prepararse para el desafío de aceptarla y/o modificarla con cambios sustanciales que impliquen una nueva evolución, una adaptación activa, una Re-Evolución.

I: INVESTIGAR: Co-desarrollo/Promotores Personales de resiliencia (PP): Creer: Ideación.
Esta etapa implica explorar el interior propio para poder analizar cuál es el grado de desarrollo de los Promotores Personales de resiliencia (PP) observando cuáles están muy bien (a los que debe mantenerse), bien (a los que se tienen que cuidar), regular (a los que hay que estimular) o mal (a los que se debe promover). Es una interiorización que debe tender al co-desarrollo, o sea al desarrollo personal e individual pero teniendo en cuenta el contexto y sobre todo a los otros significativos, verdaderos tutores de resiliencia, que facilitan el crecimiento, con sus características básicas y esenciales: presencia, amor incondicional, y plasticidad, pero se agregándose una nueva que tiene  una relevancia mayor: diálogo empático, le da énfasis a la interacción como recurso promotor y sostén de resiliencia. Esta figura puede ser "no humano", incluyendo fundamentalmente las figuras de las mascotas como fuentes de amor y resiliencia.   

R: REALIZAR: Co-transformación/Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC): Experimentar: prototipado.
Este tercer paso conlleva acciones de co-construcción con los otros y con el contexto para Idear un prototipo con acciones concretas, que impliquen los cambios necesarios para dar lugar a una nueva evolución, la Re-Evolución. Dicha co-construcción tiene lugar en función de una sólida interacción, diálogo, debates y acuerdos con los otros sujetos del contexto. Aquí se ponen en juego los Promotores Socioculturales de resiliencia, a los que es preciso evaluar para conocer su grado de desarrollo y ponerlos en juego para diseñar ese prototipo de decisiones, de cambios y co-transformaciones que son imprescindibles para iniciar acciones concretas para la adaptación activa. 

A: ANALIZAR: Re-Evolución/Adaptación activa: Evaluar: testeo.
Esta última etapa es en la que deben concretarse las ideas en un proyecto concreto (prototipo), probarlo y evaluar los resultados. Es el momento de realizar acciones concretas, de plasmar en conductas activas los cambios pensados, de iniciar el camino de realizaciones que permitan una nueva evolución, una Re-Evolución para garantizar una verdadera Adaptación activa. 


Como aplicaciones concretas del modelo GIRA se presentan estas propuestas en el nivel personal:

ROVI: Re-Orientación Vocacional Innovadora.  
Programa de Orientación Vocacional innovador, en el que la Resiliencia Aplicada, el Pensamiento Crítico y el Design Thinking son centrales, para que la decisión vocacional sea diseñada desde la gestación de una mirada crítica sobre la realidad y para afrontar su complejidad, investigando y co-desarrollando promotores de resiliencia en interrelación con el contexto para decidirse vocacionalmente, realizando y experimentando acciones que tiendan a una co-transformación a través de una interacción con otros, diseñando un prototipo del futuro vocacional, profesional y ocupacional y testeando el diseño, analizando y evaluando lo realizado para consolidar una decisión.

ROI: Re-Orientación Innovadora.  
Programa innovador de orientación resiliente cuyos sus ejes centrales son la RSC SXXI, el D. T. y el P. C. en que se busca gestar una mirada crítica sobre la realidad y estrategias para afrontar su complejidad, investigar y co-desarrollar promotores de resiliencia en interrelación con el contexto, realizar y experimentar acciones que tiendan a una co-transformación a través de una interacción con otros y evaluar lo realizado para consolidar una nueva evolución, una Re-Evolución.

RETI: Resiliencia en Tutorías Innovadoras.  
Programa innovador de orientación y tutoría de trabajos académicos, que adhiere al nuevo paradigma de la RSC SXXI, el D. T. y el P.C. para la tutoría académica permita gestar una mirada crítica sobre la realidad y sobre los procesos de producción de trabajos académicos y las estrategias para afrontar su complejidad; investigar y co-desarrollar promotores de resiliencia, en interrelación con el contexto, para producir académicamente mejor, lográndolo con placer y satisfacción; realizar y experimentar acciones que tiendan a una co-transformación a través de una interacción con otros, diseñando un prototipo de acciones que mejoren dicho proceso, testeando, analizando y evaluando lo realizado.

Y en el nivel institucional-organizacional:

REDI: Re-diseño Innovador.  
Programa innovador de re-diseño para que instituciones y organizaciones empaticen con la propuesta  y con sus ejes centrales: la Resiliencia Aplicada, la Innovación, el Design Thinking y el Pensamiento Crítico, gesten una mirada crítica sobre la realidad y sobre las posibles ideas y estrategias para afrontar su complejidad en un proceso de re-diseño; investiguen posibles caminos para promover el co-desarrollo de promotores personales de resiliencia desde la interrelación y la interacción; realicen y experimenten acciones que tiendan a una co-transformación, a través de la cooperación y la co-construcción; diseñen un prototipo institucional/organizacional en función de las acciones realizadas, lo testen, analicen y evalúen para llegar a un Re-Evolución institucional-organizacional.

En función de la realidad que estamos viviendo, todos estos programas se realizan  en línea y utilizando recursos y dispositivos virtuales. 

Para más información escribir a resilienciasociocultural@gmail.com
 


 
     

martes, 31 de marzo de 2020

Re-innovar en tiempos complejos.

La resiliencia era un tema desconocido hace veinte años. Tras largos años de trabajo académico, de investigación, de aplicaciones reales y prácticas, de luchar para lograr editar sobre el tema, de difundir y de comunicar... la idea de sobrellevar las adversidades y salir fortalecidos de ellas entró en distintos ámbitos profesionales ganándose un lugar. Hoy es una palabra más, que muchos la dicen, la aplican y la repiten, algunos teniendo conciencia de lo que se habla y otros, no. Pero ya no tenemos que explicar el término.

En tiempos complicados, vuelven a necesitarse esas miradas teóricas que puedan explicar lo que nos pasa y colaborar para atravesar los días. Quizás frente a tanta crudeza y trascendencia de los hechos que estamos viviendo, todo lo conceptual parece imprescindible, está probado que de la riqueza de las ideas salen las buenas acciones concretas. Ojalá la tan mentada relación "Teoría-Empiria" planteada en los ámbitos académicos de la investigación, se vea reflejada en la realidad. Existen numerosos pensadores que pueden aportar sus conceptos, abriendo el abanico de posicionamientos estancos, para poder leer la compleja realidad, desde variados puntos de vista y así enfrentarla... no podemos esconderla ni darle vuelta la cara.

De hecho hay muchos profesionales que ofrecen sus saberes y haceres en pos de colaborar con las personas, familias y comunidades. Son muy variados y numerosos los espacios institucionales, profesionales y académicos que se abrieron para dar lugar a esta nueva construcción que debe darse. La urgencia y la trascendencia de los tiempos, nos convocan. Tampoco podemos caer en la saturación informativa, en sobre oferta de opciones... Lo que sí es importante es saber a qué público le estamos hablando, a quién va dirigido nuestro mensaje.

Desde Espacio R se quiere actualizar el paradigma de la resiliencia, para que esté a la altura de los cambios que estamos viviendo y que los conceptos sean verdaderos constructos teóricos: que se co-elaboren para que tengan sentido para todos y no sean sólo un discurso académico, ni tampoco palabras comunes en el lenguaje vulgar. La resiliencia fue desde su origen justamente eso: una noción que se construía con la colaboración inter, multi y transdiciplinar. Estas ideas quieren ser el modesto aporte a este debate, que nos une y nos congrega a las personas de buena voluntad que quieren vivir mejor en un mundo que, indudablemente será distinto.

Realidad Compleja: en lugar de adversidad, este cambio amplía la mirada, no sólo se tienen en cuenta las dificultades, sino que se propone registrar a todos los aspectos que hacen compleja a la realidad, que ponen a prueba la integridad, la salud y el equilibrio individual y/o colectivo (grupal, institucional, comunitarios, social) y que se cree que es preciso tomar en cuenta para generar resiliencia.

Por lo tanto, la nueva resiliencia es más que una condición o una capacidad, es más que un proceso. Es la posibilidad de evolucionar en una interacción dinámica con otros, de crecer y transformarnos en lo personal y en lo sociocultural.

Existen, y así se definieron, varios factores que generan resiliencia. Hoy se los puede agrupar en:

Promotores Personales de resiliencia (PP): integrados por los pilares y  también por las fuentes que están constituidos por:

1. Identidad: entendiéndose por la constitución de la esencia personal (con características únicas y distintivas) y la identificación con la misma. Implica a la autoestima y a la fuente "yo soy".

2. Pensamiento: capacidad de interpretar críticamente la realidad con una actividad intelectual, que implica al pensamiento crítico, introspección, creatividad. Introspección meditativa, actitud de reflexión interna que implica tiempos concretos de detenimiento hacía el interior con conciencia del exterior, sin egoísmo y sumada a la capacidad para pensar críticamente.

3. Plasticidad Creativa: plasticidad intelectual que facilite la aceptación de lo nuevo, el aprendizaje continuo y la creatividad para soluciones novedosas. Creatividad más humor.

4. Autonomía: libertad, emancipación de presiones de todo tipo que facilita una acción independiente. Incluye a la independencia y la fuente "yo estoy".

5. Compromiso: actitud firme de adherencia a valores y consecuencia con ellos en lo individual pero también abarca la conciencia y la responsabilidad sobre el medioambiente y lo social. Conciencia comprometida con lo ético, social y ecológico que ponga en juego activamente valores humanos y ambientales positivos. Es la ampliación de la moralidad y la fuente "yo estoy".

6. Energía Activa: fuerza interior que se vuelca a la acción concreta y positiva, en un hacer concreto. Participación activa en la realidad, conducta consecuente con los pensamientos, sentimientos y valores que le dan sustento. Implica a la iniciativa y las fuentes "yo estoy" , "yo puedo" y "yo hago".

7. Empatía: sensibilidad, capacidad para sentir e identificarse con los otros reconociéndolos, tomándolos en cuenta como seres iguales a uno mismo, capaces de poder ayudar. Vinculación positiva: capacidad para establecer vínculos empáticos y considerados a través de diálogos respetuosos y enriquecedores. Capacidad para relacionarse más las fuentes "yo tengo" y "yo puedo".

Tutor de resiliencia: esta figura básicamente tiene la misma caracterización y descripción (presencia, amor incondicional, y plasticidad), pero se agrega una nueva característica que toma una relevancia mayor: diálogo empático, para darle más énfasis a la interacción como recurso promotor y sostén de resiliencia. Y destacando que esta figura puede ser "no humano", incluyendo fundamentalmente las figuras de las mascotas como fuentes de amor y resiliencia.


Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC):

1. Identidad Cultural: identificación con lo colectivo, basada en la existencia de un período de tiempo compartido: historia, una cultura común y valores comunes, que permite proyectarse personalmente en el tiempo. Es verse reflejado en el espacio en común construido colectivamente.

2. Desarrollo Humano Integral: posibilidad de un desenvolvimiento amplio de capacidades individuales en todos los aspectos: intelectual (pensamiento crítico, razonamiento consciente), emocional (expresión de sentimientos), social (espacios de interacción), físico (salud integral y completa) y ético (trascendencia humana, sentido de la vida, valores sociales compartidos, conciencia ecológica y ambiental).

3. Conciencia Colectiva: capacidad para pensar en el bien común y para saberse parte de un todo (grupo, institución, comunidad, sociedad, mundo), conciencia de la realidad: necesidades, urgencias y dificultades de todos y de otros, que anule e inhabilite el egoísmo y la insensibilidad. 

4. Solidaridad: desarrollo de valores que permitan pensar en el otro para ayudarlo y asistirlo sin prejuicios, garantizando la seguridad que todo el cuerpo social puede proteger en situaciones de vulnerabilidad, otorgando una confianza básica y sólida en los demás, que será siempre recíproca. Sentimiento que una a los otros, amor incondicional. 

5. Espacios Expresivos: que faciliten la libre expresión de pensamientos, sentimientos, emociones, ideologías y creencias, como también la comunicación y el diálogo esenciales en interacciones interpersonales, siempre basados en el respeto por el otro, por el distinto, por el diferente. Es importante la existencia de espacios que promuevan los vínculos necesarios para un desarrollo integral en lo individual y en lo social.   

6. Instituciones Proactivas: espacios institucionales y organizacionales que promuevan el crecimiento individual y garanticen el desarrollo social, a través de interacciones activas para el logro de objetivos particulares, grupales y generales.   

7. Pertenencia: energía cultural que une lo individual a lo colectivo, sentimiento de pertenencia, seguridad y confianza básica, que habilitan a la acción y a la interacción social satisfactoria.

Todos estos Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC) tiene que garantizar la constitución de espacios de resiliencia (grupo, institución, comunidad, sociedad, mundo) y de vínculos positivos entre ellos, para que se conviertan en verdaderos canales de interacción y crecimiento, en los que existan vinculaciones con los otros, ya sean con los que coexisten o con otros sujetos del pasado rescatando la historia, y del futuro con la capacidad para proyectarse. Ambos, espacios y vínculos, pueden representarse como un continuum, que supera a la idea de proceso: con un principio y un fin. Este nuevo modelo muestra una continuidad de evoluciones, de nuevas realidades y nuevas evoluciones.

Con la realización de un co-desarrollo y la co-transformación la generación de la resiliencia se plasma en una Nueva evolución... un aprendizaje manifestado en un nuevo comportamiento y acción y que además implica desarrollo. Una conducta proactiva, visible y tangible diferente a las manifestaciones anteriores o pasadas, que denota un cambio concreto y real, frente a situaciones de la realidad compleja, sean adversas, dificultosas o incómodas, que ponen en jaque a la integridad personal y al equilibrio colectivo. Esta evolución puede darse en lo individual y/o en lo sociocultural, para dar lugar a una Re-Evolución.


lunes, 18 de noviembre de 2019

Pensándonos, resiliándonos.

Utilizando como disparador a las circunstancias tan fuertes que vive Chile (país por el cual siento un afecto entrañable) y Bolivia (de quien desconozco mucho) y un poco como una forma de colaborar con ideas y pensamientos para el análisis, me pareció muy útil compartir los últimos desarrollos conceptuales en los que estuve trabajando, presentados justamente en Chile en el diplomado de la Redsiliencia  (https://www.facebook.com/Redsiliencia/) y que también publicaré en próximas ediciones de materiales bibliográficos. 

Quizás frente a tanta crudeza y trascendencia de los hechos que estamos viviendo, todo lo conceptual parezca ingenuo, pero está probado que de la riqueza de las ideas salen las buenas acciones concretas. Ojalá la tan mentada relación "Teoría-Empiria" planteada en los ámbitos académicos de la investigación, se vea reflejada en la realidad. Existen numerosos pensadores que pueden aportar sus conceptos, abriendo el abanico de posicionamientos estancos, para poder leer la realidad desde variados puntos de vista y así enfrentar a la compleja realidad a la que no podemos esconder ni darle vuelta la cara.

En Chile, son muy variados y numerosos los espacios institucionales, profesionales y académicos que se abrieron para dar lugar a esta nueva construcción que debe darse. Es de esperar que se sumen también los gubernamentales y administrativos.

La urgencia y la trascendencia de los tiempos, nos convocan.

Desde Espacio R estas ideas quieren ser el modesto aporte a este debate que nos une y nos congrega a las personas de buena voluntad que quieren vivir mejor en un mundo más desarrollado: 

Realidad Compleja: en lugar de adversidad, este cambio amplia la mirada, no sólo se tienen en cuenta las dificultades, sino que se propone registrar a todos los aspectos que hacen compleja a la realidad, que ponen a prueba la integridad, la salud y el equilibrio individual y/o colectivo (grupal, institucional, comunitarios, social) y que se cree que es preciso tomar en cuenta para generar resiliencia.

Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC):

1. Identidad Cultural: identificación con lo colectivo, basada en la existencia de un período de tiempo compartido: historia, una cultura común y valores comunes, que permite proyectarse personalmente en el tiempo. Es verse reflejado en el espacio en común construido colectivamente.

2. Desarrollo Humano Integral: posibilidad de un desenvolvimiento amplio de capacidades individuales en todos los aspectos: intelectual (pensamiento crítico, razonamiento consciente), emocional (expresión de sentimientos), social (espacios de interacción), físico (salud integral y completa) y ético (trascendencia humana, sentido de la vida, valores sociales compartidos, conciencia ecológica y ambiental). 

3. Conciencia Colectiva: capacidad para pensar en el bien común y para saberse parte de un todo (grupo, institución, comunidad, sociedad, mundo), conciencia de la realidad: necesidades, urgencias y dificultades de todos y de otros, que anule e inhabilite el egoísmo y la insensibilidad.   

4. Solidaridad: desarrollo de valores que permitan pensar en el otro para ayudarlo y asistirlo sin prejuicios, garantizando la seguridad que todo el cuerpo social puede proteger en situaciones de vulnerabilidad, otorgando una confianza básica y sólida en los demás, que será siempre recíproca. Sentimiento que una a los otros, amor incondicional.   

5. Espacios Expresivos: que faciliten la libre expresión de pensamientos, sentimientos, emociones, ideologías y creencias, como también la comunicación y el diálogo esenciales en interacciones interpersonales, siempre basados en el respeto por el otro, por el distinto, por el diferente. Es importante la existencia de espacios que promuevan los vínculos necesarios para un desarrollo integral en lo individual y en lo social.     

6. Instituciones Proactivas: espacios institucionales y organizacionales que promuevan el crecimiento individual y garanticen el desarrollo social, a través de interacciones activas para el logro de objetivos particulares, grupales y generales.     

7. Pertenencia: energía cultural que une lo individual a lo colectivo, sentimiento de pertenencia, seguridad y confianza básica, que habilitan a la acción y a la interacción social satisfactoria.

Todos estos Promotores Socioculturales de resiliencia (PSC) tiene que garantizar la constitución de espacios de resiliencia (grupo, institución, comunidad, sociedad, mundo) y de vínculos positivos entre ellos, para que se conviertan en verdaderos canales de interacción y crecimiento, en los que existan vinculaciones con los otros, ya sean con los que coexisten o con otros sujetos del pasado rescatando la historia, y del futuro con la capacidad para proyectarse. Ambos, espacios y vínculos, pueden representarse como un continuum, que supera a la idea de proceso: con un principio y un fin. Este nuevo modelo muestra una continuidad de evoluciones, de nuevas realidades y nuevas evoluciones.

Nueva evolución: Aprendizaje manifestado en un nuevo comportamiento y acción y que además implica desarrollo. Conducta proactiva, visible y tangible diferente a las manifestaciones anteriores o pasadas, que denota un cambio concreto y real, frente a situaciones de la realidad compleja, sean adversas, dificultosas o incómodas, que ponen en jaque a la integridad personal y al equilibrio colectivo. Esta evolución puede darse en lo individual y/o en lo sociocultural, apareciendo como centrales el co-desarrollo y la co-transformación para dar lugar a una
Re-Evolución


 

lunes, 11 de noviembre de 2019

Pedir la palabra para definir la Patria...

Gracias a Reynaldo Sietecase conocí al poeta boliviano Eliodoro Aillón Terán. Gracias por la poesía, por las palabras... las pedimos siempre y siempre generan resiliencia sociocultural.





ELIODORO AILLÓN TERÁN
Fue un poeta boliviano. Es conocido por su desgarrador poema de contenido social y político "Pido la palabra". Esta obra poética reivindica la voz de los olvidados, los marginados y perjudicados por el sistema económico-político de su país y del mundo.



Pido la palabra
               
Ciudadanos del mundo,
en nombre de mi patria, pido la palabra.
En nombre de mi pueblo, sencillo como el agua de la acequia,
pido la palabra.

En mi pequeña morada comenzó la patria
allí todos gritaban en las noches cuando el puño del alcohol,
caía sobre el rostro de mi madre, recuerdo la sangre y los nervios,
los nervios en angustia de alambres aprensados;
en las noches ondas, pobladas de llanto y el miedo de los pequeñitos allá,
en la esquina más dolorosa de mi sangre, comenzó la patria.

La escuela vino después,
también la patria estaba allí avergonzada, humillada;
ocultando en los rincones más apartados, sus pies descalzos.
Y la patria me miraba acongojada desde mis propias pupilas nubladas,
desde mis manos vacías y mis sueños enturbiados.

A mi me mostraban la escuela poblada de azules campanas
y la patria cuajada de campos abiertos,
pero, pero mi patria gemía a 4000 metros sobre el nivel del hambre,
hombres que crecía como piedras paridas por la montaña,
desnudos y fríos como peces muertos,
moviéndose a penas, llevando a cuestas su grito
trancado como una roca clavada en lo más hondo, en lo más duro de la tierra.

No señores,
la patria no era solamente la escuela poblada de altas campanas
ni la tierra salpicada de lagos felices,
no era solamente los montes incrustados de cielo,
ni los desfiles en los días de fiesta,
era también la impotencia del hombre
cuando el pan se convierte en gemido detrás de las puertas,
era la muchacha que buscaba su vestido dominguero en la esquina de la noche;
eran las manos crispadas en los mercados,
y el llanto, extendido en las estaciones.

Mi padre borracho era la patria que pesaba sobre mis pupilas,
sobre mis labios, sobre mis zapatos rotos;
y con esa patria a cuestas yo asistí a la escuela.
La maestra, me mostraba siempre una patria
y un cielo a los que nunca pude comprender.
Una patria con héroes, con cerros de plata, con tierras llenas de árboles frutales;
pero yo tenía que regresar a mi casa en las noches, y allí estaba la patria,
en el pan para dos que nunca satisfacía a cuatro,
en las pupilas de mi padre abiertas
como dos diablos encendidos en medio de los niños.

No señores, no.
La patria no sólo estaba en los salones, ni en los discursos de los presidentes,
ni siquiera en la bandera y sus colores.
Yo encontré a la patria botada en mitad de las calles,
mientras la lluvia cercenaba sus carnes.
Yo la vi desgarrarse por coger un pedazo de carne y otro poco de pan,
y lloré su tragedia, porque teniendo hambre, se comió su libertad.

Y mentidme a mi ahora, mentidme.
Yo vi a mi patria en todos sus confines,
la sentí como un garfio clavado en mitad de mi angustia,
la llevé como túnica de yeso por todos mis caminos,
la sentí como el peso de dios sobre el pecado y busqué su voz
para multiplicarla sobre las campanas del tiempo.

Yo vengo en nombre del obrero y sus overoles manchados,
en nombre de mi padre y su vicio, 
pagado con la desnudez de sus hijos,
en nombre de mi madre y su voz callada,
en nombre de los niños yo vengo,
en nombre de mi patria estrujada por manos sin salario.
Yo no vengo a pedirles nada, nada que les pertenezca.

Mi pueblo, mi pueblo quiere su paz,
quiere su barco para recoger de playas lejanas un canto de gaviotas nuevas,
quiere sembrar su trigo y levantar sus fábricas,
quiere que sus niños rían,
jueguen y salpiquen los campos como las gotas de rocío al alba,
quiere que todos crezcan a lo largo de los ríos como el trigo,
y que todos se hinchen de sol y de lluvia como las uvas,
en la cuenca dilatada de los valles.

En nombre de mi pueblo,
humilde como la hierba,  sencillo como el agua de la acequia,
ciudadanos del mundo,
pido la palabra.

       

miércoles, 23 de octubre de 2019

Co-desarrollo + Co-transformación = Re-Evolución.

Frente a lo que está pasando en Chile distintos colectivos profesionales ofrecen diversas actividades como propuestas para enfrentar y superar la realidad compleja. Desde Espacio R se expresan estas líneas sobre el nuevo modelo de la Resiliencia del S XXI, para promover espacios de reflexión sociocomunitaria, fortalecer la resiliencia en los actores sociales y entretejer las redes necesarias para el desarrollo de recursos de afrontamiento.

Entre todos podemos encontrar respuestas acordadas para reflexionar al preguntarnos:

¿Cómo podemos definir a la compleja realidad que vivimos?
(Ampliando la mirada, teniendo en cuenta a las dificultades y a todos los aspectos que hacen compleja a la realidad y que ponen a prueba la integridad, la salud y el equilibrio individual y/o colectivo (grupal, institucional, comunitarios, social).

¿Con qué acciones concretas individuales y en haceres profesionales desarrollamos los Promotores Personales de resiliencia: IDENTIDAD (esencia personal, la identificación con la misma y autoestima), PENSAMIENTO (capacidad de interpretar críticamente la realidad con una actividad intelectual, que implica pensamiento crítico, creatividad, introspección meditativa, actitud de reflexión interna), PLASTICIDAD CREATIVA (plasticidad intelectual que facilite la aceptación de lo nuevo con humor, el aprendizaje continuo y la creatividad para soluciones novedosas), AUTONOMÍA (libertad, emancipación de presiones de todo tipo que facilita una acción independiente), COMPROMISO (actitud firme de adherencia a valores, responsabilidad y conciencia comprometida con lo ético, social y ecológico que ponga en juego activamente valores humanos y ambientales positivos), ENERGÍA ACTIVA (fuerza interior que se vuelca a la acción concreta y positiva, participación activa en la realidad, conducta consecuente con pensamientos, sentimientos y valores que le dan sustento), EMPATÍA (sensibilidad, capacidad para sentir e identificarse con los otros reconociéndolos, como iguales a uno mismo, con una vinculación positiva)?

¿Cómo promovemos los Promotores Socioculturales de resiliencia: IDENTIDAD CULTURAL (identificación con lo colectivo, basada en la existencia de una historia y una cultura común, valores compartidos, el verse reflejado en el espacio en común), DESARROLLO HUMANO INTEGRAL (desenvolvimiento amplio de capacidades y derechos individuales en todos los aspectos, compartidos con conciencia ecológica y ambiental), CONCIENCIA COLECTIVA: capacidad para pensar en el bien común y para saberse parte de un todo, grupo, institución, comunidad, sociedad, con conciencia de la realidad), SOLIDARIDAD: desarrollo de valores que permitan pensar en el otro para ayudarlo y asistirlo sin prejuicios, garantizando la seguridad del todo el cuerpo social en situaciones de vulnerabilidad, con una confianza básica y sólida en los demás, siempre recíproca), ESPACIOS EXPRESIVOS (para facilitar la libre expresión de pensamientos, sentimientos, emociones, ideologías y creencias, comunicación y diálogo basados en el respeto por el otro, por el distinto, por el diferente), INSTITUCIONES PROACTIVAS (espacios institucionales y organizacionales que promuevan el crecimiento individual y garanticen el desarrollo social con interacciones activas para el logro de objetivos particulares y comunes), PERTENENCIA (energía cultural que une lo individual a lo colectivo, sentimiento de seguridad y confianza básica que habilitan a la acción y a la interacción social satisfactoria)?

¿Cómo garantizar la constitución de espacios de resiliencia y de vínculos positivos para que se conviertan en verdaderos canales de interacción y crecimiento?

¿Cómo  facilitar el proceso como continuidad de evoluciones, de nuevas realidades y nuevas evoluciones?

¿Cómo promover una nueva evolución, un aprendizaje manifestado en un nuevo comportamiento y acción y que además implica desarrollo?

¿Cómo desarrollar una conducta proactiva, visible y tangible diferente a las manifestaciones anteriores o pasadas, que denota un cambio concreto y real, frente a situaciones de la realidad compleja?

Estos disparadores son propuestas para pensar las tareas profesionales y la acción personal en pos de facilitar un co-desarrollo, que implique una co-transformación para alcanzar luego una Re-Evolución.

Este siglo XXI implicó pensar y repensar nuestros modelos conceptuales y de análisis en pos de un mejor desarrollo humano.

                               Lic. María Gabriela Simpson

jueves, 12 de septiembre de 2019

Compromiso y resiliencia.

Cuando las promesas son cumplidas, permiten seguir caminando más liviano y fijar los ojos en el futuro con una mirada más esperanzadora.

















Hoy parte de los libros de la biblioteca personal de la Dra. Mabel Munist fueron donados y entregados en la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia de Bahía Blanca, tal como era su voluntad, en un encuentro muy cordial con la Directora Laura Faineraij, a quien se le agradece su tiempo y su interés.




Varios volúmenes cuyo tema central es la resiliencia, algunos en inglés, otros sobre otras temáticas sociales y un diccionario en inglés, podrán ser consultados en la biblioteca. Entre ellos los primeros editados por Munist, Suárez Ojeda y Melillo por la editorial Paidós, que son materiales esenciales para el nacimiento y evolución de este constructo.




















También fue donado a la biblioteca el último libro editado "Resiliencia comunitaria", una compilación que reúne a los referentes más importantes de este tema y que es una actualización iberoamericama muy importante.





Que una institución señera de la cultura y la educación bahienses, cuente con este material es un orgullo. Es sabido el esfuerzo que implica sostener esta tarea sagrada. Así los lectores, usuarios, estudiantes y todo el público en general pueden gozar del placer de leer y aprender, generando así resiliencia sociocultural.













htps://resilienciasociocultural.blogspot.com/2009/09/usinas-resilientes-bibliotecas.html










https://resilienciasociocultural.blogspot.com/2016/01/bahia-blanca-resiliente.html






 Mabel Munist es una figura referencial, por su nivel profesional y su calidez humana. Doctora en Medicina recibida en la Facultad de Ciencias Medicas de la Universidad de Buenos Aires; especialista en Salubridad, Facultad de Medicina, Universidad de Chile; vicedirectora del CIER Centro Internacional de Información y Estudio de la Resiliencia Universidad Nacional de Lanús,  Argentina; consultora de OPS/OMS y UNICEF; asesora en diferentes países como Panamá, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Brasil y Chile.

Desde 2016 hasta su fallecimiento fue Directora Honoraria de GIRA, Grupo de investigación en Resiliencia Aplicada  Centro de Altos Estudios Educativos, Facultad de investigación y Desarrollos educativos, Universidad Abierta Interamericana.

Para tener una remembranza más profunda ir a:
https://resilienciasociocultural.blogspot.com/2018/06/la-vie-est-belle.html








































Ahora, el camino sigue y hay que continuar andando...



                       






lunes, 12 de agosto de 2019

Pertenencia: ¿promotor sociocultural de la resiliencia?

¿Qué es la Patria?

Los políticos dan una definición, los ciudadanos otra, los académicos otras... pero prefiero las de los poetas porque siempre duele, siempre implica sensaciones, sentimientos y emociones.

En momentos claves, frente a hechos bisagra, me vuelvo a preguntar ¿qué es la Patria? Dejo para los psicoanalistas las especulaciones psicológicas, pero preciso poner en palabras lo sentido hoy.

Como hace 30 años, cuando volví a reelegir a ésta, a la que en los papeles es mi Patria, siento que no soy parte de ella. Que solo tiene dos caras, en ninguna me veo reflejada. Pasa de una a la otra sin más, sin que pueda verme en ninguna y que siempre me niega una tercera. Sólo figuras móviles, frágiles, se encienden y se apagan, se ubican y se reubican y me es imposible seguirlas y compartir con ellas destinos comunes. ¿Dónde me pongo?

Unos se van, quejosos dejando atrás promesas de cambios imposibles, que olvidaron enseguida, al entrar en un trajín que los iguala a todos. Otros gritan enardecidos volvimos, pero no se fueron nunca y como una marea vuelven a inundar lugares y privilegios conocidos, que vocacionalmente aman.

Modelos de los que nunca soy parte, a los que nunca me invitaron para construirlos... ¿cuando llegaron las participaciones? ¿sabrán que somos muchos náufragos en esta tierra desierta y desolada? ¿sabrán que algunos no votamos según el bolsillo y las ventajas económicas y que no nos dura la fidelidad según los electrodomésticos que podamos comprar o los viajes que podamos hacer?

Y si hay otros como yo, ¿dónde están? ¿cómo los reconozco? o ¿estaremos condenados a la soledad de militar en valores sin banderas, ni partidos, ni instituciones, ni candidatos? ¿eso es la anarquía? ¿me estaré convirtiendo en una apátrida? 

Lo que sí creo, es que mi himno es un tango, el tango, los tangos... Volver, Cambalache, Lejana tierra mía. Si la Patria es el arte, las letras, los paisajes, soy de ellos. Si la Patria es trabajar por otros sin pedir nada o casi nada a cambio, si es observar la vida de hijos íntegros y valorar a los ancestros dignos, soy de aquí. Si es la historia, no lo sé... Fui pasado de este lugar, soy presente en mis haceres, ¿seré Patria en mi futuro? Creo que hoy mi himno, son las palabras de Facundo Cabral cantadas por Cafrune.

https://www.youtube.com/watch?v=HAKnWi15ycs
M.G.S
12/08/2019