jueves, 29 de diciembre de 2016

Año nuevo, vida... la misma resiliencia.

Año nuevo, vida nueva. Eso dice el dicho popular.

Espacio R quiere alterarlo un poco. Desear y trabajar para vivir como en  el 2016, y como en los años anteriores.

La resiliencia justamente se trata de saber capitalizar lo vivido: lo bueno y lo malo, lo fácil y lo duro, lo simple y lo complejo.

Por lo que deseamos que se mantengan intactas nuestras ganas de vivir, aceptando los desafíos que lleguen, con la misma capacidad de resiliencia, para enfrentar y superar adversidades, adaptándonos activamente a la realidad.

No pedimos camino fáciles, felicidades utópicas, paces irrealizables o amores imposibles.

Deseamos caminos interesantes y demandantes, compañeros de ruta con el mismo espíritu, capacidad para pensar críticamente, para sentir solidariamente y hacer activamente.

El mundo no es de los más fuertes, es de aquellos que saben dónde buscar la fortaleza; tampoco de los poderosos: sino de los que crean poder con otros pares; tampoco de los únicos: es de los que saben pedir y dar, sabiendo que en ese intercambio con los demás crecemos, aprendemos, enseñamos y avanzamos.

Creemos en seguir girando por los maravillosos círculos de la evolución, para superarnos día a día, disfrutar cada instante, trabajar duro en los proyectos y seguir... nunca detenernos. Sí, parar para apreciar y disfrutar un momento, un tiempo, un lugar.  




No hay comentarios:

Publicar un comentario