jueves, 29 de diciembre de 2016

Año nuevo, vida... la misma resiliencia.

Año nuevo, vida nueva. Eso dice el dicho popular.

Espacio R quiere alterarlo un poco. Desear y trabajar para vivir como en  el 2016, y como en los años anteriores.

La resiliencia justamente se trata de saber capitalizar lo vivido: lo bueno y lo malo, lo fácil y lo duro, lo simple y lo complejo.

Por lo que deseamos que se mantengan intactas nuestras ganas de vivir, aceptando los desafíos que lleguen, con la misma capacidad de resiliencia, para enfrentar y superar adversidades, adaptándonos activamente a la realidad.

No pedimos camino fáciles, felicidades utópicas, paces irrealizables o amores imposibles.

Deseamos caminos interesantes y demandantes, compañeros de ruta con el mismo espíritu, capacidad para pensar críticamente, para sentir solidariamente y hacer activamente.

El mundo no es de los más fuertes, es de aquellos que saben dónde buscar la fortaleza; tampoco de los poderosos: sino de los que crean poder con otros pares; tampoco de los únicos: es de los que saben pedir y dar, sabiendo que en ese intercambio con los demás crecemos, aprendemos, enseñamos y avanzamos.

Creemos en seguir girando por los maravillosos círculos de la evolución, para superarnos día a día, disfrutar cada instante, trabajar duro en los proyectos y seguir... nunca detenernos. Sí, parar para apreciar y disfrutar un momento, un tiempo, un lugar.  




lunes, 5 de diciembre de 2016

Grupo de investigación en resiliencia aplicada (GIRA) y CEANIM


Gira ha participado en dos actividades académicas en Chile: en Santiago y en Valparaíso.



En Santiago se participó en un seminario internacional organizado por CEANIM, institución pionera en la resiliencia aplicada, dirigido por la Dra. Ma. Angélica Kotliarenco.


El programa fue interesantísimo y abordó tópicos que tocaron diversos aspectos del constructo de la resiliencia, desarrollando ideas y conceptos novedosos en su desarrollo y abordando actividades que recuperan la importancia del afecto, la emoción, la risa  y el juego como elementos esenciales en la capacidad para sobrellevar adversidades.

Desarrollo del currículum escolar con la mirada de la resiliencia, organizaciones resilientes, muñecos silenciosos, actividads de circo, emociones anlalizadas desde la neurociencias... todos pueden colaborar para generar resiliencia.