domingo, 20 de julio de 2014

Amigo=otro significativo... Amistad=fuente de resiliencia

La vida, la existencia humana, ofrece constantemente situaciones nuevas a enfrentar, algunas nos hacen plenamente felices, otras no nos importan demasiado y otras nos presentan dificultades que nos dejan vulnerables. La resiliencia es la capacidad humana para enfrentar las adversidades y salir fortalecidos de ellas.
En ese proceso dinámico de interacción con el medio, aparecen "otros" que resultan significativos, que con amor incondicional, límites y plasticidad se convierten en tutores de resiliencia... pueden ser familiares, amigos, personas cercanas pero también desconocidos.

Hoy, reivindicamos a aquellos otros significativos, amigos y no amigos que nos acompañan y ayudan en el desarrollo de nuestra resiliencia...

A los compañeros de trabajo que comparten momentos, situaciones, risas y problemas...

A los compañeros de equipo, unidos en el hacer y en el sentir...

A los compañeros de estudio, de escuela y de banco, a los que fueron antes, ahora o más adelante compañeros de otros trayectos...

A los primos y primas, amigos y enemigos en los juegos, compañeros fieles en la vida...

A los tíos y tías, que se amigaban y amigan con nosotros compartiendo travesuras, comidas ricas, charlas profundas y el sabernos queridos...

A las cuñadas y cuñados que se convierten en hermanos y amigos, las dos cosas a la vez... siempre cerca...

A los sobrinos de sangre y del corazón, ellos los hijos de nuestros amigos, eterna fuente de alegría y energía...

A nuestras mascotas, que nos recuerdan cómo es la amistad humana, cuando la soledad nos inunda y la compañía de los hombres nos reconforta...

A los amigos que son hermanos profundos de la vida, de los que nunca podremos separarnos, a pesar del tiempo y la distancia, a los amigos elegidos, a los abandonados, a los a los reencontrados, a los que nunca dejamos y a los que  a veces olvidamos...

A los hermanos, amigos eternos de la vida... a los padres y suegros, que nunca serán amigos, pero que manifiestan amistad en todos sus actos...

A los hijos, de los cuales no debemos ser amigos, pero a los cuales tenemos que amar y acompañar con cariño de amigos...

A las parejas, que día a día renuevan el compromiso de mantener viva la amistad, compartiendo caminos, alegrándolos...

A todos ellos y a otros tantos más... Gracias, mil gracias!!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario