sábado, 29 de marzo de 2014

Palabras y resiliencia... Capacidad para expresarse y comunicarse.


"Una de las escasas cosas que en la vida deparan auténtico descanso es la sensación de que nuestra palabra ha llegado a la atmósfera que le corresponde y puede obrar allí; así como, por el contrario, uno de los sentimientos más atroces y desoladores nace de la condición  del hombre a quien sus propias palabras retornan siempre sin haber hallado puerto, como aves rechazadas y nefastas. Cuando nuestras palabras encuentran empleo, la parte más viva de nuestro ánimo recobra su disponibilidad, se mueve, nos anima, se pone a recrear y nosotros mismos nos movemos y recreamos. 
                                                                                Eduardo Mallea.                                           (en "La bahía del silencio", capítulo XVII)


jueves, 27 de marzo de 2014

Realidad... adversidad... resiliencia.


Tiempos adversos, tiempos, convulsionados, tiempos de desencuentros, tiempos de vacíos, tiempos de diferencias que separan, tiempos de falta de diálogo y reflexión constructivos, tiempos de carencias de pensamiento crítico, de independencia y de capacidad de expresión... en fin, tiempos con principios movilizantes de resiliencia sociocultural débiles.


Frente a ello, ofrezcamos desde nosotros mismos y a nivel individual lo que falta...


... nuestra capacidad de resiliencia se verá favorecida y nuestro entorno mejorado.


ES UN CAMINO POSIBLE.


lunes, 17 de marzo de 2014

Los jóvenes, el liderazgo y la resiliencia I

En el marco de Celafor, se realiza la Escuela de Liderazgo Universitario Latinoamericano: ELUL.
Por tercera vez, la resiliencia está presente como temática dentro del área antropológica. En este año 2014, la participación y la inquietud de nuestros jóvenes universitarios, futuros líderes, fue sumamente interesante.

En Espacio R se irán respondiendo algunos de los planteos realizados en el encuentro, agrupados por temas.

Bienvenidas las preguntas, las dudas y los interrogantes, nos hacen pensar críticamente.

Gracias Celafor (usina R) por el espacio, la confianza y la amistad.

Comenzaremos por la resiliencia en general. Las respuestas a las inquietudes son:


  • La resiliencia puede definirse como la capacidad de las personas, grupos, instituciones y comunidades para sobrellevar adversidades y salir fortalecidos de ellas. O sea la antítesis de la vulnerabilidad y de la posibilidad de sucumbir en los problemas. No implica siempre "una solución feliz" de los mismos, sino la posibilidad de modular la conducta frente a ellos.
  • Nace como objeto de estudio en las Cs. humanas como extrapolación del concepto de la Física, de la Resistencia de materiales, aplicándola a la vida de las personas al observar que naturalmente había individuos que superaban adversidades y lograban pautas esperables en su desarrollo. Se comenzó a estudiar esos casos y luego se desarrollaron programas para promoverla.
  • Es natural en las personas pero se la puede promover y estimular, en un intercambio dinámico entre las condiciones individuales y factores socioculturales que la faciliten. Se facilita fomentando el desarrollo de los factores de la resiliencia.
  • Nunca se la alcanza para siempre, hay que constrirla constantemente: no somos resilientes, estamos resilientes. En ocasiones tendremos esta capacidad y en otras, sino la desarrollamos, no.
  • Es difícil posicionarla en diferentes ámbitos, porque implica plasticidad y a las instituciones y grupos les cuesta soltar y cambiar estructuras. pero no es imposible si estás dentro de los objetivos como mirada. 




miércoles, 12 de marzo de 2014

Resiliencia en imágenes...

Cuando sentimos que algo nos amenaza...

O que todo se está incendiando...

O cuando la tormenta arrasa...

Aunque la cima parezca lejana...

Si estamos resilientes, desplegaremos todos nuestros recursos, los pilares de la resiliencia: introspección, iniciativa, independencia, creatividad, humor, capacidad para relacionarse, pensamiento crítico, moralidad y autoestima... 

Nos relacionaremos con "otros" para encontrar nuevas soluciones, nuevos caminos...

Para que al lograr la adaptación positiva, sintamos que somos distintos frente a la realidad, que quizás cambió...

La adaptación positiva no es resignación, implica un cambio en la conducta que permite modular la realidad o aceptarla discriminando lo que es posible de lo imposible.