martes, 28 de enero de 2014

Adversidad y Resiliencia

Citas de "Resiliencia Sociocultural, del Yo puedo al Nosotros podemos. " de Editorial Bonum.




Adversidad
Lo que daña, potencial o realmente. Está conformada por los factores de riesgo. En un proceso de Resiliencia, a este conjunto de factores, se le oponen los factores de Resiliencia y son el resultado de la interacción dinámica que se da entre el individuo y el medio.

“...cuando faltan los libros u otras representaciones, cuando la sociedad no propone transposiciones positivas de lo real, sino televisores y grandes superficies, entonces-como sugiere Víctor Hugo-
la delincuencia es una consecuencia lógica, pues se convierte
en la única realidad posible inmediatamente sancionada,
y por tanto reconocida, de los Miserables...”

Gianfrancesco, A. “¿Una literatura de Resiliencia? Intento de definición”, en Manciaux, M. (comp.), “La Resiliencia: resistir y rehacerse”, Ed Gedisa, Barcelona, España, 1ra. ed., 2003. Pág. 35.


Factores de riesgo o de adversidad
Conjunto de factores de naturaleza multicausal que provocan trastornos de distinta índole. Las causas de adversidad nunca son únicas: los factores se presentan interactuando entre ellos y elevando las posibilidades que se inicien perturbaciones de distinta índole o que se mantengan en el tiempo ciertos problemas o disfuncionalidades. La incidencia de estos factores genéticos, psicológicos, sociales y situacionales se modula a través de la conducta.

“Superar problemas genera s alegría y optimismo. Es importante reconocer cuáles son situaciones problemáticas, cuáles son dilemáticas y cuáles forman parte de lo que se puede entender pero que no se puede cambiar. La vida institucional esta llena de estas tres situaciones:
Los problemas se plantean en todas sus posibles aristas y se buscan las soluciones. Forma parte del problema la solución, si es problema tiene solución, a menor o mayor plazo pero existe una instancia superadora. Las situaciones dilemáticas se caracterizan por su rigidez, por su falta de matiz y cualidad. No contemplan intereses diversos y llevan a opciones más que a elecciones. No son situaciones que se superan o resuelven  sino que se “salvan”, se saltean , se pasan. No generan aprendizaje y solo se percibe un cierto nivel de alivio con su culminación.
Hay otro tipo de situaciones, las que se pueden comprender pero que no se pueden cambiar, que es importante saber reconocer. En estas situaciones no hablamos de resignación, sino de aceptación. Aceptar que están, que existen, que no dependen de nuestra voluntad ni de nuestras decisiones, pero que nos afectan, forma parte también del proceso grupal e institucional. El reconocer los límites, no caer en la omnipotencia ni en mesianismos evita sentimientos de impotencia y frustración y favorece el autoconocimiento y el reconocimiento de la tarea y en la tarea.”
Silvia Braida, Directora de la Escuela de Psicología Social Quilmes.


Fatalismo
Actitud pasiva de inermidad de un individuo o una comunidad frente a la desgracia, uno de los antipilares de la Resiliencia comunitaria. 

“El hombre no queda determinado por sus experiencias como víctima, ni está llamado a la resignación de permanecer en el sufrimiento injusto. El hombre al ser su propio determinante, necesita ser educado para la libertad. Y continuamos entusiastas esforzándonos por la educación, porque confiamos en que a través de ella aún podemos hacer milagros.”
 Castro Santander, A., “Violencia silenciosa en la escuela”, Ed. Bonum, Bs. As., 2008, Pág. 125.




“La resiliencia es la capacidad de tener éxito de modo aceptable
para la sociedad, a pesar de un estrés o de una adversidad
que implican normalmente un grave riesgo de resultados negativos”
                                                                    Vanistendael, 1996.
Manciaux, M., Vanistendael, S., Lecomte, J., Cyrulnik, B., “La Resiliencia: estado de la cuestión”, en Manciaux, M. (comp.), “La Resiliencia: resistir y rehacerse”, Ed Gedisa, Barcelona, España, 1ra. ed., 2003. Pág. 25.

lunes, 20 de enero de 2014

Imágenes+Resiliencia

ESPACIO R propone una nueva sección, una nueva etiqueta... Imágenes+Resiliencia... una oportunidad para reflexionar y para generar resiliencia...

Ventanas...

¿Cómo están nuestras ventanas? las de nuestra persona, las de nuestra alma... las de nuestra casita de la resiliencia, en la cual si las paredes y el techo nos protegen, las puertas y las ventanas nos conectan, nos comunican...

Están...

... cerradas?


... abiertas?

... enrejadas?

... libres?

... olvidadas?


... con vida adentro?

... sin vida?



... con vida?

... floridas?

... ocultas?
 

... protegidas?

... altas?

... solas?

... acompañadas?

Cómo nos conectamos? Cómo nos comunicamos? Ponemos barreras? Mostramos nuestra esencia?

Nuestra capacidad de adaptación dependerá de  nuestra resiliencia sociocultural, de nuestras posibilidades reales, potenciales o bien desarrolladas de relacionarnos con los otros...