martes, 8 de junio de 2010

Ser maestro... ser maestro resiliente

Ser maestro, implica ser resiliente... implica poseer la capacidad de superar las adversidades, salir fortalecidos de ellas, en lugar de sucumbir. Naturalmente y por vocación los docentes tienen esta capacidad para poder "realizar" su trabajo, si no es así, el hacer es inútil, vano. Y la impotencia y la resignación inunda el quehacer cotidiano.

Por eso, cuando un maestro es resiliente no sólo se da la resiliencia a nivel individual, sino que se transforma en un generador de resiliencia y a su aula en una usina de resiliencia sociocultural, que promueve los principios movilizantes de este tipo de resiliencia y él mismo será un otro significativo para sus alumnos y también, quizás, para sus familias.

Alcanzar y lograr esta situación totalmente es casi ideal, no se da automáticamente y por puro voluntarismo. Hay que trabajar mucho, especialmente con la autoestima y la resiliencia personal.

A la hora de buscar recursos para alcanzar el objetivo de ser más resilientes, contamos con un sitio, un verdadero lugar en todos los sentidos, que Espacio R desea recomendar:



No hay comentarios:

Publicar un comentario