viernes, 5 de febrero de 2010

Ser y hacer resilientes.

El Ser, la propia esencia del yo, la identidad, la individualidad, se construye en una relación dinámica entre el sujeto y su medio. La Resiliencia Sociocultural tiene como eje este supuesto.

Una persona no puede adaptarse positivamente a su realidad sino supera la adversidad que le presenta, sino desarrolla plenamente su Ser: valorando y estimulando sus características personales: pilares de la resiliencia (introspección, independencia, iniciativa, humor, capacidad para relacionarse, moralidad, pensamiento crítico, autoestima), promoviendo el Yo soy, Yo estoy, Yo tengo, Yo puedo, como fuentes de resiliencia, dejándose "movilizar" por los principios movilizantes de la resiliencia sociocultural: valores, pertenencia, capacidad de comunicación y expresión y educación.

Estas manifestaciones del Ser en su medio pueden definirse en el "hacer":

El Yo Hago... es la complementación, la contracara, la realización concreta del Yo soy...
Permite al Ser ser, estar, actuar, modelar la realidad para adaptarse positivamente y no sucumbir en las dificultades que le presenta.

Alcanzar un Yo Hago... satisfactorio y positivo para la persona es parte de la garantía de bienestar, de placer y de felicidad.

Por eso, para los Procesos de Orientación Vocacional, Ocupacional y Profesional la Resiliencia Sociocultural puede ser una mirada, un constructo teórico, que se transforme en una estrategia en la práctica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario